Creando espacios Reiki para la paz interior

Hoy en día nuestros hogares cuentan con todas las comodidades. Tenemos máquinas y aparatos que son capaces de limpiar, cocinar y entretenernos. Tenemos acceso a decoración y facilidades de todo tipo. Estamos constantemente bombardeados de anuncios y publicidad de productos que supuestamente necesitamos. Las redes sociales nos muestran cómo lograr una vida plena y feliz. Sin embargo, ¿Por qué nos sentimos tan infelices?, ¿Por qué la depresión y la ansiedad son problemáticas recurrentes?, ¿Por qué sentimos odio hacia nuestro cuerpo?, ¿Por qué no tenemos paz?

“La paz viene de adentro, no la busques afuera”.

Filosofía budista

Estos sentimientos negativos no son nada nuevo. Desde el principio de los tiempo los seres humanos hemos tenido que lidiar con los sentimiento negativos. Hoy en día vivimos en la cultura del ‘quiero ser feliz’. Pero, quizás la cuestión sea: ¿Por qué no soy feliz?, ¿Por qué sufrimos?

Existen muchas vías para buscar la felicidad. Sin embargo, la mayoría de las personas sufrimos por los mismos motivos. Tanto niños, adultos como ancianos estamos sometidos al estrés de la carga de nuestras obligaciones. Además, también podemos sentir tristeza debido a alguna perdida o duelo emocional (la muerte de un ser querido, una ruptura, emigrar, perder un trabajo o una enfermedad).

El hogar tradicional no contempla la necesidad de espacios para descansar más allá del dormitorio. El problema reside en que aunque durmamos, el cerebro no descansa. Aquellos que conocen los beneficios de la meditación saben que este es el verdadero descanso del cerebro. Es decir, mientras dormimos nuestro cerebro sigue dándole vueltas a nuestros miedos, preocupaciones, sentimientos de culpa u odio. Sin embargo, durante la meditación aunque estos pensamientos aparezca no permitimos que la mente se deje llevar por ellos. El miedo es incompatible con la meditación.

creando espacios reiki para la paz interior

Espacio Reiki y paz interior

Aquellos que practican Reiki saben que para realizarlo es necesario desarrollar habilidades de relajación, concentración y sensitividad. No solo es deseable que sea una persona con capacidad para sentir las energías o vibraciones de los espacios y personas. Esta capacidad en algunas personas es más innata que en otras. Sin embargo, como toda habilidad necesita ser practicada.

Para la práctica diaria de Reiki y/o meditación es aconsejable contar con un espacio en nuestra casa adaptado para esta tarea. Puede ser una habitación, una esquina, un tatami, una esterilla o el suelo de nuestro salón. Lo importante es hacer de ese espacio un lugar que invite a la paz. Además, del espacio también podemos hacer uso de armonizadores del ambiente como incienso, palo santo, imágenes que nos evoquen paz. Al final, se trata de recordar cada día la importancia de cuidar nuestra mente y espíritu. Para ello, un pequeño espacio de paz puede ser un recordatorio y una invitación para relajarnos y aprender a lidiar con el sufrimiento.

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional” 

Buda